Efectos secundarios de un accidente de coche

En algunas ocasiones, un accidente con el coche que por suerte no ha tenido consecuencias graves, puede provocar, pese a todo, varias secuelas o efectos secundarios. Si no se detectan en el momento, se quedan a la espera de que el cuerpo vaya reaccionando a esas agresiones invisibles con el paso de los meses y pueden llegar a convertirse en lesiones. Así es como aparecen dolores de cabeza y noches de insomnio, ciáticas, neuralgias, lumbalgias… En un primer momento cabe la posibilidad de confundirlos con problemas leves que se irán con el tiempo y un poco de descanso, pero la mayoría de veces no es así. El dolor perdura e incluso se agrava… ¿por qué?

Las circunstancias en que suele producirse una colisión nos permiten rehacer de manera básica el proceso que experimenta el cuerpo. A grandes rasgos sería el siguiente: como la normativa vial nos ha inculcado el uso del cinturón de seguridad, la persona lo lleva bien ajustado dentro del vehículo. Él se encarga de inmovilizar los dos huesos laterales de la pelvis contra el asiento del coche, y además cruza el tórax a la altura del esternón. Estas son las zonas corporales que reciben la presión más intensa durante el impacto. Las fuerzas que se generan en el momento de la sacudida empujan la cabeza hacia delante y, tras ella, la columna vertebral y el sacro son arrastrados víctimas del impulso. Este fuerte desequilibrio perturba el orden estructural normal de huesos y músculos. El trauma resultante de este movimiento violento hacia delante se denomina “latigazo cervical” (whiplash), cuya gravedad dependerá de las condiciones específicas de cada situación. Sin embargo, aun en el caso de que haya sido leve, la marca del impacto se queda grabada en el tejido conjuntivo y la gestión de esta impronta podría derivar, a la larga, en distintas lesiones.


¿Cómo ayuda el osteópata tras el accidente de coche?

Para intervenir en este tipo de dolencias, el osteópata recurre a sus conocimientos sobre la duramadre, una meninge exterior que envuelve la cavidad craneal y que se extiende por la columna vertebral para acabar en el sacro y el coxis. Por lo tanto, a través de la duramadre es como la cabeza y la zona lumbar quedan estrechamente relacionadas; por eso, un golpe a nivel de cualquiera de ellas puede afectar a la otra. El osteópata es especialista en atender la problemática causada por la tensión en la duramadre y las molestias que a partir de ella se están generando, además de otras posibles dolencias concretas de cada golpe en particular.

 

Son numerosos los motivos por los que es aconsejable acudir a la consulta de un osteópata después de haber sufrido un accidente de coche y tras haber concluido los exámenes médicos: situaciones de dolor vértebro-cervical con rigidez de la nuca e inversión de la curva cervical, amnesia, trastornos en sentidos como la vista, el oído o el olfato. Mucho más importante es hacerlo si tras la colisión hubo episodios de pérdida del conocimiento o durante el mismo se golpeó la cabeza. Recuerde que la simple impresión emocional que implica un accidente automovilístico altera intensamente el organismo. Su osteópata revisará el conjunto de su equilibrio estructural para restaurar las partes que se hayan visto afectadas y evitar que se agraven con el tiempo, de modo que no queden secuelas de ese momento desagradable y pueda continuar su vida en óptimas condiciones.

¿Has tenido un accidente de coche y quieres asegurarte de que todo está bien en tu columna vertebral? ¿Tuviste un accidente hace años y tienes dolor en la cabeza, el cuello o el coxis? Además del dolor cervical o dorsal, recuerda que pueden presentarse otros síntomas físicos: ¿percibes rigidez o vértigo? ¿Han aparecido neuralgias o fuertes migrañas? Por último, no deben obviarse los efectos emocionales que, mal gestionados, pueden desembocar en una depresión: ¿sientes angustia, irritabilidad, ansiedad? Todos los factores interactúan en el organismo y son llamadas de atención para que le dediquemos el cuidado que requiere en su nueva búsqueda del equilibrio perdido. Ponte en contacto con nosotros para valorar tu caso y, si es necesario, participar del programa OsteoBodyOne.

 

Los pasos básicos del programa OsteoBodyOne en el caso de una persona que ha experimentado un accidente de coche serían los siguientes:

FITBODYONE

  1. Trabajo a nivel físico, donde primero se hace un ajuste osteopático para reequilibrar la estructura vertebral y la tensión de la duramadre responsable de las cefaleas de tensión y migrañas.
  2. Neuro physical training para reprogramar los sensores visual, cervical y muscular profundos, alterados durante el impacto del latigazo.
  3. Coaching físico, con ejercicios enviados por correo electrónico a su Smartphone, para que pueda tener unos ejercicios específicos sobre el cuello y tejidos conjuntivos alternando de 3 a 5 ejercicios diarios.
whiplash; accidente de coche; osteopatía; Barcelona; efectos secundarios;
Ajuste osteopático para reequilibrar.
whiplash; accidente de coche; osteopatía; Barcelona; efectos secundarios;
Neuro Physical training con Huber 360.

mentalbodyone

  1. Osteopatía cráneo sacral para reequilibrar a nivel energético: el latigazo provoca un síndrome post traumático con un aspecto psicológico importante; hay personas que no vuelven nunca a conducir por miedo, etc. y hay que liberar esa tensión psicosomática con la osteopatía cráneo-sacral y el trabajo de la duramadre con la respiración.
  2. Sesión de meditación y coaching para liberarse del evento pasado y crear un nuevo futuro, basado en generar nuevos pensamientos y nuevas emociones.

Programa realizado por el experto Fabrice Lefèvre.

Fabrice LEFÈVRE D.O,P.T,M.Sc

Osteopathy Micronutrition Posturology Ergonomy Coaching

Rambla catalunya, 15 principal 08007 Barcelona

 Teléfono: (+34) 932655152

Móvil: (+34)  697 80 31 66

 

Compartir en redes: